Corte abrió investigación sobre juez acusado de chats sexuales con menores

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos

Reynaldo Oliva Lagos también fue diácono y se señala que la Iglesia Católica le sugirió renunciar tras una denuncia.

A través de un escueto comunicado, el Poder Judicial informó que «el pleno de ministros de la Corte de Apelaciones de Arica resolvió, tras tomar conocimiento de información relacionada al ministro Reynaldo Oliva Lagos, abrir una investigación disciplinaria en su contra».

«La indagatoria quedó en manos del fiscal judicial de Corte de Apelaciones, Juan Manuel Escobar, quien deberá proceder de acuerdo al Acta 108-2020 de la Corte Suprema, sobre investigaciones de responsabilidad disciplinaria de integrantes del Poder Judicial», señaló la nota de prensa.

El nombre de Reynaldo Oliva Lagos, miembro de la corte nortina desde agosto de 2023, reflotó luego de que un reportaje lo sindicara como partícipe en conversaciones digitales con menores de edad, con carácter sexual.

En 2012, Oliva Lagos fue consagrado diácono de la Iglesia Católica, que relevaba su compromiso de celibato, lo que llevó al entonces arzobispo de Concepción Fernando Chomalí a compararlo incluso con el apóstol Pedro, según relata un reportaje de Biobío.

«El 11 de diciembre del 2013 -un año y cuatro meses después de que Chomalí lo presentara- fue restringido del diaconado permanente. Y una semana más tarde, él mismo le escribió una carta al papa Francisco solicitando su reducción al estado laical. En simple, remover sus derechos y privilegios eclesiásticos», agregó el medio.

Luego, fue la propia iglesia la que le recomendó renunciar, pues una mujer lo denunció por sostener conversaciones «con lenguaje erótico y subido de tono» con su hijo menor de edad.

En 2023, una década después de la primera denuncia, la que la Iglesia Católica manejó a través de la justicia ecleciástica y que le prometió no informaría, se conoció un nuevo hecho, que lleva la Fiscalía Metropolitana Norte.

Fuente: Cooperativa

Redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *