Intento de golpe de Estado: las claves para entender lo que ocurrió este miércoles en Bolivia

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 58 segundos

Este miércoles, el Ejército boliviano irrumpió en el Palacio Presidencial de La Paz. Registros en el lugar dieron cuenta, por ejemplo, de cómo un tanque arremetió contra las puertas de edificio. Todo esto ocurre luego de las amenazas del entonces comandante Juan José Zuñiga, de tomar la sede del Gobierno y cambiar el gabinete.

Pasadas unas horas, el presidente de Bolivia, Luis Arce, nombró a un nuevo comandante del Ejército, quien dispuso que todo el personal que se encontraba movilizado en las calles debía retornar a sus unidades.

¿Qué es lo que se sabe sobre la actual situación en Bolivia y por qué ocurrió este intento de golpe de Estado?

Intento de golpe de Estado en Bolivia: los puntos clave de la crisis
La crisis política que vive Bolivia, que ya ha sido catalogada como un intento de golpe de Estado, tiene su origen en un complejo contexto económico, político y social.

Por un lado, en las últimas semanas, el país vivió un incremento de algunos productos básicos. Entre ellos, tomates, cebolla y arroz, la falta de divisas y la escasez de diésel y gasolina. Ante esto, varios sectores, como los transportistas, comerciantes y juntas vecinales, exigieron respuestas a esos problemas.

Por otro lado, en el ámbito político, uno de los principales elementos a considerar fueron las reacciones ante una posible nueva candidatura de Evo Morales a la presidencia de dicho país.

Cabe recordar que el exmandatario fue inhabilitado por el Tribunal Constitucional Plurinacional para participar en las elecciones de 2025, sin embargo, el ex jefe de Estado manifestó a inicios de mayo su postura de ser candidato “por las buenas o por las malas”.

En este contexto, este lunes, el actual comandante del Ejército boliviano, Juan José Zúñiga, aseguró, en declaraciones durante un programa de televisión, que Morales “no puede ser más presidente de este país” y que, en dicha eventualidad, no permitiría “que pisotee la Constitución, que desobedezca el mandato del pueblo”.

Y agregó que las Fuerzas Armadas son “el brazo armado del pueblo, el brazo armado de la patria”.

Las declaraciones de Zúñiga no pasaron desapercibidas por Morales, quien aseguró en una publicación de X que ese tipo de amenazas “nunca se dieron en democracia”. Así mismo, emplazó al Gobierno de Luis Arce a hacerse cargo de las declaraciones del comandante.

Recordar que, aunque forman parte del mismo partido (Movimiento al Socialismo) y alguna vez fueron aliados, actualmente existen roces y una importante rivalidad entre Evo Morales y Luis Arce, a propósito de la actual situación del país, según consignó El País.

Por su parte, y según recordó EFE a fines de 2023, “Arce fue ministro de Economía de Morales durante 12 de sus casi 14 años de Gobierno y fue el mismo expresidente quien lo eligió como candidato a la Presidencia por el Movimiento al Socialismo (MAS) para las elecciones de 2020”. Sin embargo, en dicho año su relación alcanzó un punto de máxima tensión, llegando a tratarse de mutuamente de “opositor”, “enemigo” y “traidor”.

Volviendo al intento de golpe de Estado y las amenazas a la candidatura de Morales, anteriormente, Evo Morales ya había acusado al comandante de tramar un plan en su contra, también referido como “Plan Negro”, liderado por el grupo militar Pachajcho. Incluso, el ex jefe de Estado aseguró tener videos y audios que probarían dichas acusaciones, lo que el ex comandante calificó de mentiras.

tras sus recientes amenazas de este lunes, el ex comandante había sido relevado de su cargo. No obstante, este aseguró que se mantendría en sus funciones al no haber un comunicado oficial al respecto. Ya este miércoles, procedió a movilizar a las fuerzas militares hacia el palacio en La Paz y no fue hasta que se nombró un nuevo comandante que las tropas se retiraron del palacio Presidencial.

¿Podría haberse consolidado el golpe de Estado en Bolivia?
Antes de que los militares remitieran del Palacio Presidencial, expertos en la materia ya presagiaban que resultaba poco probable una consolidación del movimiento de los militares.

“Todavía es muy débil y no hay un pliegue a nivel nacional y podría ser como el golpe que hubo el 79 dado por Alberto Natusch que duró 20 días, un gobierno efímero que no pasó a mayores”, sostuvo Víctor Rojas, historiador e investigador del Observatorio Social de la Universidad del Alba y autor del libro Región y Poder Central en Bolivia.

El experto también aseguró que “La comunidad internacional no va a reconocer un gobierno que no sea el legalmente constituido dentro del marco del derecho, que es el del presidente Luis Arce. Con esto el ciclo del Estado plurinacional inaugurado por Evo Morales está llegando a una crisis terminal y tiene que ver con las divisiones al interior del gobierno y del propio partido gobernante”.

“La oposición está muy debilitada y se circunscribe al liderazgo del expresidente Mesa y las elites regionales y empresariales de Santa Cruz de la sierra, pero incluso el gobernador de Santa Cruz fue detenido por este gobierno y lleva más de un año en la cárcel. Ese es el panorama que se puede ver hasta este momento. Es muy difícil hablar de la consolidación de este movimiento militar”, agregó.

Fuente: BioBio

Redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *