Sernac ofició a McDonald’s por trato «vejatorio y ofensivo» a familia de niña con TEA en Maipú

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 41 segundos

Además de no haber podido acceder a área especialmente habilitada para la condición de la menor, los afectados fueron blancos de burlas, según la denuncia.

El incidente ocurrió en local ubicado en la Avenida Pajaritos.

El Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) informó que ofició a Arcos Dorados Restaurantes de Chile Limitada, a cargo de la franquicia de la cadena McDonald’s en nuestro país, por la presunta discriminación a una niña con Trastorno del Espectro Autista (TEA) en un local ubicado en la Avenida Pajaritos de Maipú.

El objetivo de esta gestión, adoptada en coordinación con el Servicio Nacional de la Discapacidad (Senadis), es «recabar todos los antecedentes para poder determinar eventuales acciones para ir en defensa de la familia afectada», dijo la entidad en un comunicado.

En su reclamo los denunciantes relatan que al momento de querer utilizar el denominado «Espacio Azul» para personas con TEA se habrían visto impedidos de hacerlo porque estaba arrendado para un cumpleaños, sufriendo, además, burlas de parte de los asistentes, sin que los dependientes tomarán acciones para impedirlo.

El Sernac recordó que fue la misma McDonald ‘s la que presentó esta iniciativa en 2022, definiéndola como un espacio dedicado a personas con TEA, identificado con el sticker «Espacio Azul».

Las familias que visiten los restaurantes pueden solicitar la atención de un «asesor» de Espacio Azul para disfrutar de una experiencia inclusiva y grata en un ambiente preparado especialmente para recibirlas, esto, según lo anunciaban en su lanzamiento.

A juicio del Sernac, lo que le sucedió a la familia es «grave», debido a que el local no respetó las condiciones ofrecidas y, especialmente, porque pasó a llevar la dignidad de una familia, exponiéndola a tratos «vejatorios y ofensivos».

Una vez que obtenga los antecedentes y de detectar infracciones a la Ley del Consumidor, Sernac tomará acciones para ir en defensa de los derechos de la familia afectada, no descartando acciones judiciales.

MULTAS ASOCIADAS
En caso de maltrato o discriminación, las empresas se arriesgan a multas de hasta 300 UTM (alrededor de 19,5 millones de pesos) por cada infracción, además de las compensaciones que el tribunal determine en favor del consumidor afectado.

Si bien las empresas no tienen obligación de tener espacios específicos para personas con TEA, es una práctica recomendable y Sernac sugiere incorporarlas. De todas formas, si el proveedor ya ofreció la existencia de un espacio particular para fomentar la inclusión, es obligación el respetar lo ofrecido y por tanto de no hacerlo estarían frente a un incumplimiento a la Ley del Consumidor.

«Es crucial que las empresas respeten la Ley del Consumidor en lo relativo a que los consumidores tienen derecho a no ser discriminados arbitrariamente por las empresas, ya sea por sexo, raza, condición social, edad, por poseer alguna discapacidad o por aspecto físico, entre otros aspectos», señaló el Sernac.

Fuente: Cooperativa

Redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *