Fiscalía indaga supuestos nexos entre jueza ludópata y gerente general del Casino Monticello

Tiempo de lectura aprox: 3 minutos, 45 segundos

El Ministerio Público busca aclarar los nexos entre gerentes de Dreams y Monticello con la jueza María González Yutronic. Se trata de la magistrada que —tal como reveló este medio— apostó más de 1.400 millones en distintos casinos del país. Pese a su fanatismo por las máquinas tragamonedas, advierte un informe del Poder Judicial, su patrimonio no disminuyó. Por el contrario: adquirió propiedades al contado que no fueron declaradas en su calidad de magistrada de la República.

La Fiscalía de Las Condes solicitó a la PDI tomar declaraciones a dos altos ejecutivos de la cadena de casinos Dreams, para que aclaren si reportaron las “acciones sospechosas” de la jueza María González Yutronic, implicada en una causa por estafa, administración desleal y falsificación o uso malicioso de documento público.

El requerimiento se concretó mediante un oficio —al que accedió BBCL Investiga— con el que el fiscal Rodrigo Mena Vogel busca aclarar los supuestos vínculos entre la magistrada del Tercer Juzgado de Familia de Santiago con ambos directivos. Se trata de Manuel Rojas Ramírez, actual gerente general del Monticello, y el gerente general de la cadena Dreams, Patricio Herman Vivar.

Fuentes conocedoras de la materia sospechan que el centro de juegos informó parcialmente las apuestas y concurrencias de la jueza a sus dependencias. Todo como consecuencia de la supuesta cercanía personal que ella había logrado con Rojas. Algo que niegan conocedores de la interna de Dreams y Monticello.

Precisamente la frecuencia con la que la magistrada visitó las salas de juego del Monticello, los cientos de millones que allí apostó, el automóvil que ganó durante un sorteo en febrero de 2019 y la declaración del propio hermano de la jueza, hizo que el Ministerio Público pusiera sus ojos en los dos ejecutivos.

Por ello, el fiscal Mena requirió a la Brigada Investigadora de Delitos Económicos (BRIDEC) Metropolitana para que concurra a las dependencias en San Francisco de Mostazal con el objeto de levantar “información relativa al tracking de juego, ficha de cliente y registros check in y check out del Hotel Monticello de la imputada doña María González Yutronic, desde el año 2021 a la fecha”.

En concreto, el persecutor instruyó “llevar adelante todas las diligencias pertinentes para establecer la vinculación previa entre la imputada MARÍA ALEJANDRA GONZÁLEZ YUTRONIC, y Patricio Herman Vivar y Manuel Rojas Ramírez”.

PRIMER INFORME
No se trata de la primera vez que las visitas de la jueza a los casinos son de interés en un proceso judicial. En el contexto de una demanda interpuesta por ella ante el Primer Juzgado de Familia de Santiago contra su cónyuge, la justicia solicitó a Monticello un reporte de cuántas veces González Yutronic había visitado las instalaciones, qué tipo de cliente era y el detalle de las ganancias y pérdidas.

Así fue como en julio de 2021, en respuesta a la solicitud del tribunal de familia, el casino evacuó un informe detallando que —entre julio de 2016 y marzo de 2019— la jueza había asistido en seis oportunidades a jugar. Asimismo, informaron que a esa fecha la magistrada pertenecía a la categoría Platinum del Club Sun Rewards. Junto con ello, se indicó que, sumando y restando, la jueza perdió en ese periodo poco más de $11 millones.

Dicho documento de dos páginas, revisado por ese medio, está firmado por Manuel Rojas Ramírez, gerente general de San Francisco Investment (Monticello). Mismo directivo que hoy tendrá que responder preguntas a la PDI para confirmar o descartar un vínculo de amistad que pudo haberse traducido, por ejemplo, en entrega parcial de información.

Y es que, según fuentes cercanas a la indagatoria, movimientos detectados en las cuentas de la jueza tras el alzamiento de su secreto bancario, podría hacer presumir que concurrió y apostó en más oportunidades que las seis informadas por el Monticello.

Esto último, en línea con lo que sugiere el hermano de la jueza en su declaración judicial, en la que mencionó que “debido a la concurrencia permanente de mi hermana al casino, se generaron vínculos con la alta gerencia”.

“Mi madre me comentó de esta cercanía a raíz de uno de los juicios en que se solicitaba información de la frecuencia y montos de juego de mi hermana. En esa oportunidad la gerencia (del casino) se negó a entregar la información requerida por la autoridad”, espetó.

Por contraparte, en su declaración voluntaria ante la Fiscalía Local de Las Condes, llevada a cabo el 8 de marzo de 2023, la magistrada descartó cualquier vínculo de amistad con directivos del casino. Enfatizó que no tenía “ningún tipo de lazo de amistad con don Manuel Rojas, gerente general del casino Monticello”.

CONFIRMAR O DESCARTAR VÍNCULO
Sea como sea, ambos ejecutivos serán citados a declarar en calidad de testigos. En la oportunidad también deberán responder si la firma reportó a la Unidad de Análisis Financiero (UAF) las transacciones por sobre el umbral de los 3.000 dólares americanos efectuadas por la imputada en dependencias del casino.

Conocedoras de la interna de la compañía, sostienen que Patricio Herman “no conoce personalmente a la jueza, ni ha tenido contacto con ella”, pues durante el periodo que ella frecuentó el casino de la cadena él “residía en Panamá”.

Las misma fuentes inquiridas por este medio apuntan a que, en el caso de Manuel Rojas, este “mantuvo siempre un trato amable y cordial con respecto a la magistrada en su calidad de clienta VIP, tal como lo hace con el resto de los clientes”.

“No había ningún lazo de amistad”, dicen los consultados.

Con todos esos antecedentes, los detectives elaborarán un informe que deberán entregar a la fiscalía durante la primera quincena de marzo. De este modo, la toma de declaración a los directivos debería materializarse en el corto plazo.

“NO SOY SU ABOGADO”
Consultado el abogado Carlos Gajardo, exfiscal del Ministerio Público que defendía a González en esta causa penal, declinó responder las consultas de BBCL Investiga. Aseguró que no tenía “nada que decir” porque ya no era defensor de la jueza.

Lo cierto es que su renuncia formal al patrocinio recién se concretó sólo minutos después de las consultas de esta unidad de investigación.

En definitiva, no aceptó requerimientos, por ejemplo, sobre un potencial conflicto de interés al ser abogado de la jueza y representar -al mismo tiempo- los intereses de Monticello en la causa contra casas de apuestas online. Cuestión que ya había sido puesta en tela de juicio por el propio hermano de la magistrada en su declaración judicial.

“Me causa mucha extrañeza que el actual abogado defensor de mi hermana, don Carlos Gajardo, exfiscal, sea además representante legal de los casinos Monticello. Y me cuesta, además, entender cómo mi hermana puede financiar una defensa penal de esa envergadura”, sostuvo el familiar de la imputada en dicha oportunidad.

Fuente: BioBio

Redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *