Ministerio de Agricultura inicia entrega de bonos a productores agrícolas de la región del Maule afectados por las inundaciones 

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 50 segundos

En Licantén y Curepto, dos de las comunas del Maule que resultaron más afectadas por los sistemas frontales de junio y agosto, comenzó ayer la entrega de los bonos de rehabilitación productiva de $1 millón a $5 millones para agricultoras y agricultores que, tras las lluvias e inundaciones, vieron dañados sus cultivos.

Con la presencia de ministro de Agricultura, Esteban Valenzuela y el director nacional de INDAP, Santiago Rojas, fueron 281 productores de ambas comunas los que recibieron estos incentivos de rehabilitación que en total suman $791 millones. Estos recursos les permitirán comenzar a recuperar terrenos, sistemas de riego, siembras y cultivos, además de infraestructura y maquinaria agrícola necesaria para sus labores cotidianas.

En Licantén se entregó un total de $312 millones en beneficio de 92 pequeños agricultores y sus familias. A su vez, en Curepto los incentivos llegan a $479 millones para ir en apoyo de 189 productoras y productores.

El ministro Valenzuela destacó que en distintos sectores “hemos ido entregando desde el sábado, tanto usuarios INDAP como no INDAP, bonos de ayuda”. Resaltó que en el caso de Licantén, además, «hemos constituido junto al alcalde y la comunidad un comité de trabajo interministerial para ir ya repensando la reconstrucción inteligente”. La apuesta, dijo, es dar “resiliencia estructural a Licantén y podamos tener soluciones validadas por los ingenieros para que ayuden a que la agricultura continúe siendo sostenible”.

Los sistemas frontales de junio y agosto, que abarcaron desde Valparaíso a Biobío, ocasionaron importantes daños en la pequeña agricultura especialmente, dañando cultivos y siembras como verduras, hortalizas, frutales y cereales, resultado que ponen en jaque los sistemas productivos de miles de familias campesinas y el normal abastecimiento para el resto de la población.

“Hemos cumplido con el compromiso del Presidente Gabriel Boric. Esta semana comenzamos a pagar los incentivos de rehabilitación productiva. Este bono está orientado a facilitar la adquisición de bienes, insumos, maquinaria, reponer infraestructura y/o equipamiento productivo, u otros que se requieran, con la finalidad de iniciar un proceso de recuperación productiva de sus actividades silvoagropecuarias”, señaló el director nacional de INDAP, Santiago Rojas.

Además, el director nacional de INDAP anunció que junto con las medidas de apoyo a los productores la Dirección de Presupuesto (Dipres) aprobó los recursos para iniciar la rehabilitación y mejoras a la Agencia de Área INDAP en Licantén, unidad que en ambos episodios se inundó. «Estaremos realizando obras de mejoramiento a nuestra agencia de área, que también sufrió daños en su infraestructura producto de las lluvias, y así continuar con la atención a nuestros usuarios”, apuntó.

Juana Marcela Castro es una agricultora del sector Docamávida en Curepto y tras ambos sistemas frontales declara pérdidas totales. Consultada sobre la importancia de estos incentivos dijo que «es una ayuda, es un alivio para seguir adelante”.

Cabe destacar que en la actividad participaron también el delegado presidencial regional, Humberto Aqueveque, la Seremi de Agricultura del Maule, Ana Muñoz, los alcaldes de Licantén, Marcelo Fernández, y de Curepto, René Concha.

Durante este miércoles la entrega de recursos e incentivos continuará en Parral, comuna en la que 79 pequeños agricultores recibirán bonificaciones para restaurar y reconstruir sus sistemas productivos dañados. Tras la entrega, las autoridades se trasladarán a las localidades de Ñiquén y San Fabián para continuar con la entrega de bonos en la región de Ñuble.

Redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *